Google+ Badge

sábado, 12 de mayo de 2012

Crisis familiar en Paraguay

En estos tiempos actuales pareciera ser que la familia pasa por crisis internas que afectan a más de un miembro de la misma en general y que trae consecuencias a la sociedad.

Sabemos que la familia es la base de la sociedad como institución formadora de valores de los hijos. Hay otros autores que mencionan que es la primera institución social y la más importante. De allí la influencia de la misma hacia la sociedad en la que nos desenvolvemos.

Actualmente muchas familias están desintegradas por diversas causas, empezando por abandonar el hogar fuera del país en busca de trabajo, tanto el padre como la madre y en otros casos más extremos miembros.

Otra causa de la desintegración están la separación de los padres y que trae consigo situaciones no tan agradables para el hijo o los hijos de los mismos cónyuges.

También encontramos familias que no pueden o no quieren dedicarle a sus hijos, ya sea por el excesivo tiempo dedicado al trabajo por parte del marido o la esposa.

El factor económico es una causa muy latente de la desintegración de los miembros de las familias en la actualidad.

Al no compartir con los hijos los padres ya sea porque se encuentra lejos del país, por la separación, por el excesivo trabajo, por el factor económico, etc. trae consigo consecuencias irreparables.

Podemos mencionar como una de ellas que los hijos crecen solos, rodeados solamente de sus pares, amigos y compañeros de escuelas como colegios, etc. actúan de manera no racional en muchos casos cayendo al consumo de las drogas permitidas como no permitidas, la delincuencia, la falta de identidad personal, el consumismo, la promiscuidad y hasta la explotación sexual en otros casos más extremos.

Muchos padres consideran que los hijos solamente quieren recibir objetos de su predilección para ser felices y entonces les compran vestimentas más costosas, computadoras portátiles, celulares, videojuegos, motocicletas, automóviles, etc. sin importar el costo que puedan tener los mismos o si van a endeudarse a lo máximo con tal de comprarlos. Esto genera una dependencia de los hijos a que cada vez aumente la compra de esos objetos mencionados y si los padres no pueden seguir cumpliendo con ellos, los mismos hijos hacen lo que esté a su alcance con tal de lograrlos sin importar si van a delinquir, matar y prostituirse por dinero o a cambio de lo que pretende comprar.

Sin duda que si no enfocamos este problema con seriedad en nuestra sociedad podría convertirse cada vez más en una bomba social con consecuencias irreparables para todos y que indiscutiblemente nos afectará en varias dimensiones.

Quisiera creer que somos concientes todos de este gran problema pero la realidad me hace dudar de ello. Aún así sigo pensando y soñando que podemos cambiar ésta realidad enfocando este problema de manera personal en el interior de la familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada